El Volkswagen GLI 2009 es mejor Jetta que el Jetta 2019

Humberto López

22 marzo, 2018

Esta semana por fin apareció el Volkswagen Jetta 2019, el automóvil que nos han dicho es el más esperado por los mexicanos porque, según cuentan, es de nuestros favoritos.

Luego del paso de la generación anterior, con motores ineficientes, desempeño poco inspirador y equipamiento muy pobre; lo único que podría Volkswagen hacer con el Jetta, ahora que lo veíamos tocar fondo, es impulsarse a la superficie con un producto que representara lo contrario al infame MK6.

Lo que VW nos trajo en este nuevo Jetta, cumple. Por fin hay un motor que se percibe como algo concebido dentro del reciente lustro, el diseño hace que el vehículo se distinga de otros en la línea Volkswagen, la carga de seguridad es completa y hay ciertos detalles del equipo de confort que le brindan toques agradables al interior.

Sin embargo, al observar las características de este nuevo vehículo, me he convencido que el Jetta demuestra cómo los automóviles no han cambiado sustancialmente en la pasada década. Y es más, en el caso específico de este VW, con el paso de los años se han diluido las características primordiales que hacen sobresalir a un automóvil para dar paso a otras que no abonan al refinamiento o calidad del coche, pero que sí le ahorran mucho dinero y tiempo a la línea de producción.

Es por eso que, en lugar de usar tus 330 mil pesos –o los 420 mil para la versión Highline –en el mismo Jetta que todos tendrán, propongo usar tu dinero en el Jetta que resulta mejor que el Jetta 2019: un GLI 2009.

Yo sé, técnicamente esa generación se denominó Bora en nuestro país. Pero para nadie es secreto que este es un Jetta.

Volkswagen GLI 2006 - 2011
El GLI sí es un automóvil que te puede emocionar.

Motor 2.0 FSI turbocargado, 200 caballos. Transmisión manual de 6 velocidades o DSG de 6, pero #savethemanuals es el lema aquí. Pedales de aluminio. El primer Jetta con suspensión trasera independiente.

Al interior, la calidad de materiales y construcción es coherente en todas las áreas. Sin importar en qué plaza te encuentres cada pieza a la vista te parecerá agradable y lucirá perfectamente ensamblada. Este modelo fue celebrado debido a la firmeza de su marcha, brindándole una naturaleza más cercana a la de un sports sedan que a la de un tres volúmenes cualquiera.

Volkswagen GLI 2006 - 2011 fotografía interior

Si no te preocupan tanto esos detalles que solo parecen importarle a los entusiastas más clavados y estás más atento al equipamiento de confort y seguridad, verás que el GLI está al nivel del Jetta recién presentado. Y en algunos aspectos, hasta lo supera.

¿Necesitas salidas de aire acondicionado para la banca trasera? Están en el GLI. ¿Quieres piel real en todos lados sin pagar por un Highline? Ahí está el GLI. ¿Más volumen en la cajuela? G. L. I.

La única gran característica del Jetta 2019 que emocionaba a los periodistas automotrices era la posible aparición del virtual cockpit, una pantalla altamente configurable que reemplaza al conjunto de instrumentos frente al conductor. Pero, ¿adivina? No está disponible.

El GLI podría costarte la mitad de lo que pagarías por un Jetta 2019.

Esa es la gran maravilla de voltear a ver el mercado de los autos usados, la posibilidad de obtener increíble valor en vehículos que resultaban prohibitivos cuando nuevos. Si haces tu investigación en los sitios web de autos usados más populares, descubrirás GLI en buen estado entre los 150 y 200 mil pesos. Aún si pagaras el número más alto, te quedarías con un excedente de casi 130 mil pesos que podrías usar para algunas actualizaciones, modificaciones o reparaciones inesperadas.

Sí, existirán ciertas consideraciones cuando obtienes un GLI usado. Sin embargo, igual que con los autos nuevos, la búsqueda del coche perfecto lleva tiempo. La gran ventaja ocurre cuando ya estás determinado a conseguir un modelo en especial, así solo dedicas tu tiempo a comparar los ejemplares que descubres hasta que das con el que mejor luce.

Y es más, por 150 mil pesos, un GLI podría costarte aún menos de lo que pagarías por el despreciable Mitsubishi Mirage.

Nada te pierdes si descartas al Jetta 2019 de tu lista de compras.

El Volkswagen Jetta 2019 no me parece un mal automóvil. De hecho, creo que este nuevo modelo es un salto gigantesco que rescata al nombre de ese oscuro abismo al que, sin que de verdad nos pesara o nos sorprendiera, lo vimos caer. Pero tampoco creo que este sea el carro que México soñaba. Este auto ya no representa lo que alguna vez el MK4 significó para los usuarios en este país. Ese modelo fue un fenómeno muy peculiar pues, mientras en otros países lo consideraron un coche sin chiste, para nosotros era el máximo representante del diseño y refinamiento europeo al alcance de casi todos. Hubo ediciones especiales, hubo motores que hoy son legendarios y hasta colores de pintura que te hacían girar la cabeza porque sabías que algo excepcional había en ello.

Si en realidad necesitas un Volkswagen nuevo, aún puedes voltear a ver al Golf pues el Jetta 2019 es solo un costoso coche del montón.

El blog y podcast sobre la cultura automotriz, desde México.